La gente quiere aprender a hablar en público, y esto es bueno. Hablar correctamente frente a los demás es una herramienta que sin lugar a dudas te abrirá muchas puertas en la vida, sino, todas. Pero tan malo es hablar con la boca llena como con la cabeza vacía.

Cuando trabajo con mis participantes en los talleres de Oratoria y Liderazgo siempre comienzo las jornadas de trabajo por los contenidos del liderazgo personal. Por una razón muy sencilla: Solo tendrá absoluto control sobre el poder de sus palabras aquella persona que sabe que quiere de la vida. Por esto, lo primero es definir una Visión Personal. ¿Qué me impulsa apasionadamente?¿qué enciende mi fuego interior?¿Qué deseo profundamente?

Un líder es aquella persona que es capaz de ir en pos de sus sueños reales aún en medio de las más grandes dificultades, y si no consigue un camino pues entonces lo construye. Al principio la gente no creerá en él, no comprenderá su visión, no entenderá sus razones, pero en la misma medida que esta persona vaya avanzando, obteniendo primero pequeños logros y después grandes, entonces aquellos que dudaron se darán la oportunidad de abrirse a esa extraña experiencia que es la voluntad del otro.

Cuando esta persona capaz de luchar coherentemente por las cosas en las que cree, por los sueños que anhela y que construye a medida que avanza, habla, entonces el mundo se detiene a escuchar. Las palabras más poderosas se dicen en silencio con el ejemplo. Son tus acciones las que definen tu credibilidad. Ya alguien dijo alguna vez que las cosas que se hacen se dicen solas. 

Si sabes que quiere tu corazón ve tras ello, solo cuando estés en camino a lo que quieres para ti y para los demás entonces dilo, comparte tus sueños con quienes te rodean, ellos buscaran en tus ejemplos la coherencia y esa coherencia hablará por ti más que tus palabras. A esto llamamos credibilidad. El principal activo del orador poderoso, aquel que no habla si tiene el corazón frío y la cabeza vacía. 

Son tres los ingredientes básicos para darle poder a tus palabras: Un sueño capaz de incendiar tu corazón,  visión para planificar acciones que te permitan construir un camino hacia el horizonte que te propones alcanzar y voluntad personal para ponerte en marcha y transitar ese camino, aún en medio de las más adversas circunstancias. Este es el sendero de la coherencia, que se transita también interiormente así: sentir, pensar, decir, hacer.

Cedhot Arias

Es Escritor. Fundador de conliderazgoweb.com.ve Consultor Ejecutivo de @GConsultoresVzla y Director Ejecutivo de la emisora de radio venezolana @laqueoyes 103.5 FM. Tiene más de 24 años de experiencia en formación y capacitación de niños, jóvenes y adultos en lectura, escritura, artes, oratoria, crecimiento personal y redes 2.0.